Ley del equilibrio: cómo el turismo arquitectónico puede ser más sostenible

Ley del equilibrio: cómo el turismo arquitectónico puede ser más sostenible

El mundo de los viajes es multifacético. Están los viajes diarios que uno realiza para ir al trabajo o la escuela, desplazándose a un lugar determinado durante la semana, generalmente dentro de los límites de una ciudad. También existen los viajes más largos, que generalmente implican subirse a un avión para visitar un lugar un poco más alejado de donde el viajero suele residir. Estos viajes se realizan con frecuencia con fines de negocios, pero para aquellos que tienen los medios para pagarlos, estos viajes se realizan con fines de aprendizaje y ocio, donde el viajero puede definirse como un “turista”.

Ley del equilibrio: cómo el turismo arquitectónico puede ser más sostenible - Imagen 2 de 11Ley del equilibrio: cómo el turismo arquitectónico puede ser más sostenible - Imagen 3 de 11Ley del equilibrio: cómo el turismo arquitectónico puede ser más sostenible - Imagen 4 de 11Ley del equilibrio: cómo el turismo arquitectónico puede ser más sostenible - Imagen 5 de 11Ley del equilibrio: cómo el turismo arquitectónico puede ser más sostenible - Más Imágenes+ 6

En la superficie, el turismo en su forma más básica es un proceso sencillo. Un viajero visita un país para pasar la noche como mínimo, hace turismo, toma algunas fotografías y se va. En el caso de lugares turísticos como Bangkok o París, ese viajero que pernocta se puede multiplicar por un exceso de 19 millones de viajeros similares, lo que contribuye a lo que es una parte clave de la economía del país. Si bien hay varias razones que atraen a alguien a visitar un lugar determinado, existe un factor constante que ha atraído a los turistas del pasado y del presente: el de la arquitectura de un lugar.

Ley del equilibrio: cómo el turismo arquitectónico puede ser más sostenible - Imagen 8 de 11
Bangkok. Imagen © Shutterstock/ By Joe Z
Ley del equilibrio: cómo el turismo arquitectónico puede ser más sostenible - Imagen 9 de 11
© City of Paris

La arquitectura deslumbrante y ultramoderna de Dubai atrae a un gran número de turistas cada año, ejemplificado por proyectos como el Burj Khalifa de SOM. Por otro lado, lugares como Venecia en Italia y Stone Town en Zanzíbar siguen siendo lugares turísticos populares, ya que la gente acude en masa para ver ejemplos de obras arquitectónicas de importancia histórica. Ciudades como estas cosechan los beneficios económicos del turismo arquitectónico, pero también pueden sufrir los efectos secundarios negativos del turismo.

Venecia ha tenido problemas con el turismo durante mucho tiempo. La arquitectura románica, el gótico veneciano y la arquitectura renacentista son solo una fracción de los estilos arquitectónicos que atraen a los turistas a la ciudad italiana. Sin embargo, la población actual de 51.000 habitantes continúa disminuyendo a 1.000 residentes por año, y la falta de viviendas asequibles exacerba este éxodo masivo de residentes venecianos.

Con una gran cantidad de propiedades alquiladas a turistas y la conversión de tiendas locales en tiendas de souvenirs, Venecia puede verse como un ejemplo de cómo el turismo puede, de muchas maneras, transformar una ciudad para peor. Una ciudad puede estar "estancada" tratando de contorsionarse en línea con las demandas turísticas, dejándola sin la vitalidad que la convirtió en un destino tan cautivador para visitar, ya que el turista tiene prioridad sobre el residente.

Ley del equilibrio: cómo el turismo arquitectónico puede ser más sostenible - Imagen 11 de 11
© Shutterstock/ by wjarek
Ley del equilibrio: cómo el turismo arquitectónico puede ser más sostenible - Imagen 6 de 11
Venecia. Imagen © Riccardo De Cal

El turismo arquitectónico sostenible, lejos de ser solo la presencia de atractivos edificios históricos, implica un equilibrio saludable entre las necesidades de los residentes y turistas, donde la arquitectura de una ciudad es más que bonitos edificios y, en cambio, parte de un ecosistema urbano saludable.

Es un problema similar con Stone Town en Zanzíbar. Con una mezcla vibrante y amalgamada de tradicionales construcciones omaníes, indias, africanas y europeas modernas, Stone Town es parte de una ciudad con un patrimonio arquitectónico único. Sin embargo, gran parte de la ciudad está privatizada, y la arquitectura de Stone Town se deja deliberadamente para gratificar la imagen de un turista de un pasado y lejano.

Los problemas de infraestructura abundan en algunos edificios -lo que es inmediatamente visibles para el residente- para el turista es visto como parte de la "identidad" del lugar. Lugares como Stone Town deben verse como sitios urbanos dinámicos y en constante evolución, que hacen referencia a su pasado pero firmemente arraigados en el presente. Un presente que requiere que los turistas vean la arquitectura de una ciudad "patrimonial" como algo más que un conjunto de atractivas fachadas, y en cambio, como edificios tridimensionales que deben atender simultáneamente las necesidades de los turistas y las comunidades de acogida.

Ley del equilibrio: cómo el turismo arquitectónico puede ser más sostenible - Imagen 10 de 11
© Wikimedia User Adam Jones under Creative Commons Attribution-Share Alike 2.0 Generic license.
Ley del equilibrio: cómo el turismo arquitectónico puede ser más sostenible - Imagen 7 de 11
Stone Town. Imagen © Slim Emcee via Unsplash

En medio de una pandemia que nos ha visto lidiar con cómo viajar de manera sostenible, también es de suma importancia examinar e interrogar nuestras expectativas sobre qué es un lugar cuando viajamos. El libro de Jamaica Kincaid "A Small Place", donde examina los efectos dañinos del turismo en Antigua, es una lectura oportuna y relevante para una gran cantidad de contextos globales. El turismo sostenible – dentro del contexto de la arquitectura – se trata de ver los lugares que uno visita como sociedades vivas, que respiran, en lugar de solo un telón de fondo pintoresco.

Porque cada nativo de cada lugar es un turista potencial, y cada turista es nativo de algún lugar - Jamaica Kincaid en A Small Place

Hashim Sarkis, curador de la Bienal de Arquitectura de Venecia 2021, hizo la pregunta "¿Cómo viviremos juntos?" Una de las respuestas puede estar en cómo los pueblos y ciudades cultivan espacios que sirven a sus residentes y al mismo tiempo permiten que los turistas y viajeros visiten de manera sostenible. Es un acto de equilibrio suave, sí, pero es muy posible.

Galería de Imágenes

Ver todoMostrar menos
Sobre este autor/a
Cita: Maganga, Matthew. "Ley del equilibrio: cómo el turismo arquitectónico puede ser más sostenible" [A Balancing Act: How Architectural Tourism Can Be More Sustainable] 06 oct 2021. ArchDaily en Español. (Trad. Rojas, Piedad) Accedido el . <https://www.archdaily.cl/cl/969642/ley-del-equilibrio-como-el-turismo-arquitectonico-puede-ser-mas-sostenible> ISSN 0719-8914

Has seguido tu primera cuenta!

¿Sabías?

¡Ahora recibirás actualizaciones de las cuentas a las que sigas! Sigue a tus autores, oficinas, usuarios favoritos y personaliza tu stream.