Javier Puga: "La arquitectura debe adaptarse a nuevas tecnologías para crear experiencias ultrapersonalizadas"

Javier Puga: "La arquitectura debe adaptarse a nuevas tecnologías para crear experiencias ultrapersonalizadas"

A lo largo de los años, la práctica de la arquitectura ha mantenido una línea muy clara sobre las soluciones y los servicios que ofrece a la sociedad. Sin embargo, debido a la velocidad y el cambiante contexto que habitamos hoy en día es mucho más común encontrar oficinas emergentes que se erigen construyendo nuevos discursos que promueven la transparencia y la horizontalidad en la profesión. Actualmente, resulta interesante la forma en que las nuevas generaciones cada vez se aproximan a tener una mirada que toca los bordes del teatro y las artes, conformando la construcción de una escena que se complementa e inspira de otras disciplinas, más allá de quedarse dentro de los límites de la propia arquitectura.

Javier Puga: "La arquitectura debe adaptarse a nuevas tecnologías para crear experiencias ultrapersonalizadas" - Imagen 2 de 32Javier Puga: "La arquitectura debe adaptarse a nuevas tecnologías para crear experiencias ultrapersonalizadas" - Imagen 3 de 32Javier Puga: "La arquitectura debe adaptarse a nuevas tecnologías para crear experiencias ultrapersonalizadas" - Imagen 4 de 32Javier Puga: "La arquitectura debe adaptarse a nuevas tecnologías para crear experiencias ultrapersonalizadas" - Imagen 5 de 32+ 32

En ArchDaily hemos explorado a partir de diversas estrategias como lo es la convocatoria de "Nuevas Prácticas" que se realiza anualmente, sin embargo, queda mucho por explorar debido a la gran pluralidad de discursos. Tal es el caso de la oficina mexicana dirigida por el arquitecto Javier Puga, egresado de la Facultad de Arquitectura de la UNAM cuya formación oscila entre lo académico y el diseño conceptual. En esta entrevista, realizada por Mónica Arellano (Editora en ArchDaily) podrás profundizar sobre la espina dorsal de la oficina así como en historias que desdoblan aspectos personales y profesionales que que conforman esta peculiar práctica.

Monica Arellano: Primero me gustaría que me contaras ¿cómo fue que decidiste abrir una oficina de arquitectura? Tuve la oportunidad de leer tu portafolio y vi que tienes una base muy teórica también. Me interesa partiéramos desde tu educación ¿cuáles fueron los intereses que te guiaron a llegar al día de hoy?

Javier Puga: La verdad nunca se me pasó por la cabeza que terminaría teniendo una oficina de arquitectura. Yo creí que iba a estudiar medicina y al mismo tiempo, siempre quise ser actor. Desde pequeño estuve en teatro musical y te lo comento porque esto tiene mucho que ver con mi formación como arquitecto. Creo que desarrollar una consciencia corporal a partir de cualquiera que sean tus intereses es una de las habilidades que hace falta reforzar en las escuelas de arquitectura y no me refiero a una consciencia meramente física, sino e entender lo que pasa en el espacio con el movimiento, con la voz, con la respiración. Esto de las "capas del cuerpo" es lo que más me atraviesa a mí como artista porque es otra manera de expresar y explorar la arquitectura. Mi forma de hacer arquitectura es espectacular, no tanto enfocada hacia la fotografía sino a vivir estas escenas o momentos específicos de la vida. Al diseñar siempre me pregunto ¿qué momento vamos a hacer? todo desde la experiencia corporal de la persona que va a habitar.

Javier Puga: "La arquitectura debe adaptarse a nuevas tecnologías para crear experiencias ultrapersonalizadas" - Imagen 22 de 32
Cortesía de Javier Puga Estudio

Monica Arellano: ¿Cómo fue tu experiencia estudiando arquitectura?

Javier Puga: Me resultó muy extraña la enseñanza porque como parte de la comunidad LGBTIQ+ entiendo que ninguna historia es igual. Claro que hay momentos en los que conectamos que te recuerdan lo que significa ser humano y por lo regular eso sucede en los espacios monumentales de memoria colectiva dedicados a la muerte. Sin embargo, yo me encontré con que en la universidad siempre querían contar la misma historia de la familia feliz heteronormada que vivía en una casa con tantas recámaras para los hijos que pudiera "trascender" para que en un futuro se vendiera. Me hacía mucho ruido que se omitieran las otras historias que no cabían dentro de esta norma. Tenía muchas preguntas sobre por qué las cosas eran como eran en la arquitectura o en los programas y mi curiosidad me llevó a descubrir que por ejemplo, la razón de que existan los balcones es porque antes las mujeres no tenían permitido salir a la calle y estos eran el único espacio que las conectaba con la ciudad. Empecé a enamorarme de estos elementos a partir de inquietudes personales, quería conocer la historia detrás.

Javier Puga: "La arquitectura debe adaptarse a nuevas tecnologías para crear experiencias ultrapersonalizadas" - Imagen 4 de 32
Costra. Image Cortesía de Javier Puga Estudio
Javier Puga: "La arquitectura debe adaptarse a nuevas tecnologías para crear experiencias ultrapersonalizadas" - Imagen 28 de 32
Cortesía de Javier Puga Estudio

Monica Arellano: ¿Cuál fue el proyecto o la investigación que más te marcó?

Javier Puga: Hice una investigación de espacios de memoria dolorosa en México. Me parece que la arquitectura es un hecho muy violento y todo empezó a partir de la Segunda Guerra Mundial con la creación de módulos que se tenían que repetir para crear vivienda rápida. Esto solo trajo la despersonificación de los espacios.

Javier Puga: "La arquitectura debe adaptarse a nuevas tecnologías para crear experiencias ultrapersonalizadas" - Imagen 31 de 32
Tlatelolco inaugurado, 1965. Image © Rodrigo Moya

Hay ejercicios experimentales muy interesantes en México como los que hace APRDELESP que buscan apropiarse de elementos cotidianos de la ciudad para transformarlos y resignificarlos. Sin embargo, pocos son los casos en donde la arquitectura contemporánea logra trascender esta esfera que siempre te recuerda a la guerra. En México pasa muy seguido que la gente no sabe qué son los edificios por cómo lucen, no son amigables con todo el público, no entienden la cultura y más bien la niegan. Vivimos en un país que es sumamente barroco, tan solo basta ver los altares de muertos o los panteones en donde cada tumba tiene un estilo diferente. Esta cosa de la personificación se puede ver desde la vestimenta hasta la forma en la que decoras tu casa. Este impulso de decir quién eres o qué eres sin necesidad de usar palabras es muy mexicano y tiene que ver con la Colonia. Como la gente no sabía leer, los simbolismos eran una forma muy explícita de comunicarse.

Mi investigación de tesis parte primero de contar con la participación de las personas sobrevivientes, de las familias de las víctimas para saber si erigir un monumento representa algo para ellos o si esos recursos podrían destinarse en otras cosas porque eso en sí ya representa un monumento. El ejemplo que yo utilicé fue el de la Plaza de las Tres Culturas de Tlatelolco que a mí me parece más bien una Plaza de la Sangre en donde se abrió una herida sobre otra herida sobre otra herida. Después llega el movimiento del 68 en donde se reunieron miles de estudiantes para pedir al gobierno que parara la violencia y en vez de esto la misma plaza por la conformación arquitectónica contribuyó a la masacre. Más adelante, un día antes del terremoto del 85, el edificio Nuevo León tenía una pancarta que decía: `Ayúdennos, nuestro edificio está mal construido y se está cayendo'. Llega el terremoto y se cae el edificio con todo y pancarta, es el hoyo de la violencia arquitectónica. 

Javier Puga: "La arquitectura debe adaptarse a nuevas tecnologías para crear experiencias ultrapersonalizadas" - Imagen 32 de 32
Tlatelolco recién inaugurado, 1964. Image vía Archivo Histórico de Fundación ICA

Al final, mi propuesta propone que si somos muy barrocos y necesitábamos algo figurativo, se erigiera un monumento con las figuras de los cuerpos de las víctimas. Sin embargo, hay que ser muy cuidadosos porque es muy fácil que un monumento se transforme en un trofeo para quien lo realizó un momento de violencia por lo que decidí que estas figuras de estudiantes permanecieran paradas con el puño arriba. De esta forma, en vez de recordar el hecho, recuerdas el movimiento en sí. Esta investigación me marcó profundamente y fue la que me guió a mi labor de hoy en día en donde me dedico a hacer diseño conceptual que tiene una gran investigación detrás.

Monica Arellano: ¿Qué pasó después? Quiero entender cómo fue esta transición del mundo académico al mundo profesional porque es común egresar de la universidad y enfrentarte a un mundo completamente diferente en donde toca defender tus ideales frente a un mercado feroz.

Javier Puga: Empecé a trabajar desde tercer semestre como dibujante en un despacho de arquitectura entonces siempre tuve un balance en cuanto a lo que significaba el mundo laboral y académico. Fui adquiriendo experiencia hasta que ya tuve gente a mi cargo para trabajar en el diseño conceptual de los proyectos de la mano de los clientes y por mi parte, tenía proyectos pequeños que me ayudaban a explorar otras formas de hacer arquitectura. Mi interés por eso me llevó a trabajar con equipos transdisciplinarios maravillosos que me enseñaron a relajarme muchísimo y a darle prioridad a la gente, a la forma con la que nos relacionábamos entre nosotros mismos y los clientes. Me deshice de esta jerarquía del arquitecto que diagnostica un problema y se me abrió un mundo de posibilidades.

Mónica Arellano: ¿Cómo funciona el estudio? Es decir, ¿cuántos son? ¿en dónde están ubicados?

Javier Puga: Somos Luis López, que es arquitecto, Julia Villagómez que es arquitecta y mi socio Cristobal Gutiérrez que es financiero. Estamos ubicados en Ciudad de México pero debido a que tenemos diversos proyectos fuera, nos encontramos en diferentes sitios a la vez. En el estudio trabajamos cuatro días a la semana, tenemos vacaciones ilimitadas y trabajamos con base en objetivos.  Lo que hacemos es supervisar el diseño de la construcción, aportamos todos los planos, maquetas, detalles, lo que necesites para construir. Yo voy a a cada sitio a revisar que todo esté funcionando correctamente.

Julia Villagómez: Desde que entré a trabajar he podido reconectar con esta parte de la arquitectura del diseño conceptual que muchas veces se pierde en la práctica. Hay mucha libertad para explorar con distintas experiencias y colores. Hay mucho gozo en el proceso de diseño que te permite genuinamente disfrutar la arquitectura.

Javier Puga: "La arquitectura debe adaptarse a nuevas tecnologías para crear experiencias ultrapersonalizadas" - Imagen 2 de 32
Casa Che Che. Image Cortesía de Javier Puga Estudio

Luis López: Creo que es un estudio con muchas visiones. Además de ser multidisciplinario discutimos temas de género, perspectivas sociales, formas de ver y habitar la arquitectura. Trabajamos todos juntos cada etapa, específicamente la parte del diseño conceptual porque todos tenemos una visión diferente que enriquece el proceso en donde tenemos la libertad de ser divertidos, irreverentes, disruptivos. Hay mucho cariño detrás y tratamos de transmitirlo a nuestros colaboradores que hacen por ejemplo la carpintería, la herrería y creo que al final, se ve reflejado en cada proyecto.

Cristóbal Gutiérrez: Yo podría definir que nos dedicamos a construir sueños. A mí me corresponde hacerlo posible desde la parte administrativa para proporcionar tranquilidad al cliente y además se logra un equilibrio bastante interesante. De la misma forma, nunca dejamos de ver la parte humana de los proyectos y lo entendemos a partir de distintos aspectos como el movimiento, el deseo, la experiencia. Por ahora estamos construyendo cosas tangibles pero creo que en el futuro próximo estaremos apuntando a espacios intangibles usando las nuevas tecnologías.

Mónica Arellano: Hasta este momento de esta conversación tengo muy claro en que en qué punto está la oficina... ¿qué esperas a futuro?

Javier Puga: Creo que estamos promoviendo un mejor entendimiento del espacio que tiene que ver con muchos más factores que solo lo físico y estas investigaciones e inquietudes nos irán guiando a otras formas de hacer arquitectura que involucrarán cosas más complejas que vayan surgiendo como lo es actualmente el metaverso.

Javier Puga: "La arquitectura debe adaptarse a nuevas tecnologías para crear experiencias ultrapersonalizadas" - Imagen 15 de 32
Cortesía de Javier Puga Estudio
Javier Puga: "La arquitectura debe adaptarse a nuevas tecnologías para crear experiencias ultrapersonalizadas" - Imagen 16 de 32
Cortesía de Javier Puga Estudio

Mónica Arellano: Veo que también tienen proyectos “imaginarios” que van en paralelo con las demás investigaciones, ¿cómo funcionan? ¿qué representan en el estudio?

Javier Puga: Un día a la semana nos dedicamos a trabajar en una investigación colectiva cuyo tema va cambiando y el resultado muchas veces puede ser una maqueta, un render, un pabellón, un poema… en realidad el resultado no importa. Se trata de un espacio en donde podemos ser curiosos y abordar inquietudes que surgen en los procesos de diseño. Actualmente estamos desarrollando una investigación que tiene que ver con las capas transparentes del diseño, pensándolas como una especie de efecto mariposa. Es decir, entendiendo que el cuerpo tiene varias capas la primera sería la capa física de la piel, la siguiente capa que para nosotros sería la segunda arquitectura es la moda... nos resultan muy interesantes las transformaciones que suceden en estas capas que reflejan lo que está sucediendo en su momento y de la misma forma nos gusta pensar esto en lo digital, ¿qué pasa cuando navegas en internet y escoges un avatar? Todas estas investigaciones nos llevan a lugares que nunca habíamos imaginado y esperamos seguir planteándonos las preguntas correctas que nos guíen a donde tenemos que estar, siempre sensibles con el contexto que habitamos.

Javier Puga: "La arquitectura debe adaptarse a nuevas tecnologías para crear experiencias ultrapersonalizadas" - Imagen 5 de 32
Puga Ice. Image Cortesía de Javier Puga Estudio

Mónica Arellano: Me emociona conocer estos procesos porque creo que la arquitectura es una labor que debe tomarse con seriedad pero ustedes no pierden el jugueteo y hay un equilibrio muy importante. Pienso en aquella frase de Charles Eames que dice “take your pleasure seriously” y creo que también estos métodos tienen que ver con tu experiencia como profesor.

Javier Puga: Tal vez porque no me gusta quedarme en las cosas para mí, siento que parte de explicar las cosas es el último paso para el entendimiento de las mismas. No dejar de aprender es nuestra principal filosofía y creo que si no te estás divirtiendo en el proceso algo va mal. 

Mónica Arellano: ¿Qué consejo le darías a los estudiantes de arquitectura?

Javier Puga: Les diría que intenten ver más allá de las virtudes funcionales de la arquitectura. Siempre hay espacio para el asombro. Somos los y las responsables de que el encantamiento, la sorpresa, la comodidad, el reconocimiento de todas las experiencias humanas se plasmen en piedra y se vuelva lo normal. Es tiempo de movernos de los espacios despersonalizados, deshumanizados que respondían a la posguerra y volteemos a ver lo que está sucediendo con la tecnología actual, la forma de vivir ha cambiado, ¿cuándo vamos a cambiar la arquitectura para adaptarla a nuestros tiempos?

Para más información visita Javier Puga.

Galería de Imágenes

Ver todoMostrar menos
Sobre este autor/a
Cita: ArchDaily Team. "Javier Puga: "La arquitectura debe adaptarse a nuevas tecnologías para crear experiencias ultrapersonalizadas"" 18 ene 2022. ArchDaily en Español. Accedido el . <https://www.archdaily.cl/cl/974817/javier-puga-la-arquitectura-debe-adaptarse-a-las-nuevas-tecnologias-para-crear-experiencias-ultrapersonalizadas> ISSN 0719-8914

Más entrevistas en nuestroCanal de YouTube

Has seguido tu primera cuenta!

¿Sabías?

¡Ahora recibirás actualizaciones de las cuentas a las que sigas! Sigue a tus autores, oficinas, usuarios favoritos y personaliza tu stream.