Patios comunitarios en las escuelas públicas: una oportunidad de cambio para el futuro

Patios comunitarios en las escuelas públicas: una oportunidad de cambio para el futuro

Un reciente informe publicado por The Trust for Public Land (TPL) presenta datos muy convincentes que podrían fomentar la transformación de muchos patios de escuelas públicas en áreas de uso común abiertas a las comunidades locales. TPL reitera que abrir y hacer que los patios y la infraestructura de las escuelas públicas estén disponibles para los residentes locales después del horario escolar y también los fines de semana puede ser una herramienta poderosa para fortalecer e involucrar a las comunidades.

Si las 90.000 escuelas públicas de Estados Unidos pusieran sus áreas de juego a disposición de las comunidades en las que están ubicadas, más personas tendrían acceso a espacios públicos e instalaciones deportivas a poca distancia de sus hogares. TPL también argumenta que la apertura de todos los patios de las escuelas públicas en el país, esencialmente convirtiéndolos en centros comunitarios con acceso sin restricciones en momentos específicos, "haría que un nuevo parque estuviera disponible de inmediato a una distancia de solo 10 minutos para casi 20 millones de personas— resolviendo la dificultad de acceder a espacios públicos de calidad para una quinta parte de los más de 100 millones de personas que actualmente no tienen un parque cerca de sus casas".

Patios comunitarios en las escuelas públicas: una oportunidad de cambio para el futuro - Imagen 6 de 10
Cortesía de Trust for Public Land
Patios comunitarios en las escuelas públicas: una oportunidad de cambio para el futuro - Imagen 10 de 10
Cortesía de Trust for Public Land

El informe de TPL también informa que "solo una pequeña fracción" de los patios escolares actuales cumplen con los criterios establecidos para que puedan abrirse inmediatamente a las comunidades. Si bien algunas comunidades han estado reverdeciendo sus patios escolares, agregando árboles, jardines y sistemas de gestión de aguas pluviales, y otras han abierto sus patios escolares al público después de horas, muy pocas han hecho ambas cosas. En este sentido, TPL destaca la necesidad de intensificar los esfuerzos para renovar y adaptar los patios de las escuelas públicas como un paso definitivo para hacerlos más accesibles, pidiendo más incentivos financieros del gobierno federal y otras organizaciones sin fines de lucro.

Los patios escolares comunitarios son el resultado de esfuerzos de planificación y diseño, a menudo dirigidos por arquitectos paisajistas y diseñadores, para transformar lugares "sobrecalentados, vacíos y sin inspiración" en lugares verdes y saludables. Estos espacios incluyen árboles, que brindan mucha sombra y refrescan el aire; jardines que aumentan la biodiversidad y brindan oportunidades de educación ambiental; sistemas de gestión de aguas pluviales que ayudan a reducir las inundaciones; y pistas, campos y equipos de juego que ofrecen espacio para hacer ejercicio y desarrollar habilidades sociales y participación comunitaria.

Patios comunitarios en las escuelas públicas: una oportunidad de cambio para el futuro - Imagen 5 de 10
Cortesía de Trust for Public Land
Patios comunitarios en las escuelas públicas: una oportunidad de cambio para el futuro - Imagen 8 de 10
Cortesía de Trust for Public Land

Los espacios verdes bien cuidados, arbolados y aireados, ya ofrecen muchos beneficios a cualquier comunidad, pero aún hay más por hacer. El informe publicado por TPL encontró que, en todo Estados Unidos, "el 36% de los 50,8 millones de estudiantes de escuelas públicas del país estudian en barrios donde el fenómeno de la isla de calor, definido por 1.25 grados más alta, es muy común fuera del centro urbano de una ciudad. De este grupo, 4,1 millones de estudiantes asisten a una escuela en una isla de calor extremo, es decir, 7 grados por encima de la temperatura promedio fuera de la zona urbanizada, mientras que poco más de 1 millón de estudiantes asisten a una escuela en una isla de calor 10 grados por encima de esta media. En algunas comunidades, hay registros de islas de calor que superan los 20 grados en comparación con la temperatura en los alrededores inmediatos de la misma ciudad".

La clase social de las familias de los estudiantes que asisten a una escuela en particular está directamente relacionada con el riesgo de exposición al calor extremo en esa escuela. Los estudiantes de familias de bajos ingresos tienden a asistir a escuelas en áreas más cálidas de la ciudad que los estudiantes de familias de clase media o media alta. Estos datos pueden explicarse fácilmente por el legado de planificación urbana históricamente racista y excluyente en todo el país. Un estudio publicado en 2020 por la revista Climate reveló que las comunidades donde la menor inversión en infraestructura pública es en promedio 2.6° C más cálidas que las comunidades vecinas que no necesitan inversión pública y atención.

Históricamente, esta forma de construir ciudades en Estados Unidos ha tenido como resultado la creación de ciertas áreas de la ciudad donde prácticamente no hay árboles y espacios públicos, no por casualidad, estas áreas coinciden con los barrios donde viven familias de bajos ingresos. De hecho, en las 100 principales ciudades de Estados Unidos, los vecindarios donde las personas se identifican predominantemente como personas de color tienen un 44% menos de espacios públicos y espacios verdes que los vecindarios habitados predominantemente por blancos.

Otro estudio de caso demuestra todo el potencial de invertir más en escuelas públicas establecidas en comunidades históricamente marginadas y desatendidas. En la ciudad de Newark, Nueva Jersey, se renovó un área verde de 20.000 pies cuadrados y se la devolvió a la comunidad de la escuela Sussex K-8 Avenue, co-diseñada por estudiantes de tercer y cuarto grado en asociación con Heidi Cohen, arquitecta y paisajista socia de TPL.

Patios comunitarios en las escuelas públicas: una oportunidad de cambio para el futuro - Imagen 7 de 10
Cortesía de Trust for Public Land
Patios comunitarios en las escuelas públicas: una oportunidad de cambio para el futuro - Imagen 3 de 10
Cortesía de Trust for Public Land
Patios comunitarios en las escuelas públicas: una oportunidad de cambio para el futuro - Imagen 4 de 10
Cortesía de Trust for Public Land

La inversión y rescate de esta enorme área para uso público tuvo un impacto inmediato en la salud y el bienestar de los estudiantes: "la presencia de estudiantes en el aula aumentó del 90% al 96% después de la finalización de la renovación. De manera complementaria, las acciones disciplinarias se han reducido considerablemente, mientras que los puntajes promedio de las pruebas aumentaron instantáneamente, con el 95% de los estudiantes logrando un promedio suficiente para recibir almuerzos gratis o subsidiados".

Teniendo en cuenta que el agravamiento del cambio climático tiende a empeorar el fenómeno de las islas de calor existentes, invertir en patios de escuelas públicas se vuelve cada día más urgente. TPL también cita un estudio realizado en la ciudad de Nueva York que encontró una correlación entre un aumento no deseado de la temperatura y una caída en el rendimiento de los estudiantes. Otro estudio desarrollado por la Harvard Kennedy School, presentó otra "evidencia de que el calor excesivo en el ambiente de aprendizaje puede ser perjudicial para el desarrollo cognitivo de los estudiantes".

Si bien los patios escolares más ecológicos y accesibles pueden no ser la solución a todos los problemas, pueden contribuir mucho a la salud y la calidad de vida de los estudiantes y de toda la comunidad. Los beneficios de los espacios públicos para nuestra salud son cada vez más evidentes, con cada vez más investigadores preocupados por descubrir cómo los espacios públicos y las áreas verdes pueden contribuir al desarrollo cognitivo de nuestros jóvenes estudiantes. "Los patios bien sombreados y arbolados pueden ayudar a los estudiantes a mejorar su desempeño en el aula", argumenta TPL.

El informe en cuestión también cubre otros factores y los muchos beneficios de los patios comunitarios para combatir el deterioro de las islas de calor urbanas. Como infraestructura verde, los patios de las escuelas pueden ser muy útiles para la gestión de las aguas pluviales. Se estima que los patios de las escuelas comunitarias solo en la ciudad de Nueva York capturan más de 85 millones de galones de agua de lluvia al año. "La instalación de infraestructura verde en las escuelas públicas minimiza el riesgo de inundaciones en todo el vecindario". Sembrar y cultivar estos jardines también nos dará la oportunidad de educar a nuestros estudiantes sobre la importancia de preservar el medio ambiente en el futuro.

Patios comunitarios en las escuelas públicas: una oportunidad de cambio para el futuro - Imagen 9 de 10
Cortesía de Trust for Public Land
Patios comunitarios en las escuelas públicas: una oportunidad de cambio para el futuro - Imagen 2 de 10
Cortesía de Trust for Public Land

Este artículo fue originalmente publicado en The Dirt.

Galería de Imágenes

Ver todoMostrar menos
Sobre este autor/a
Cita: Green, Jared. "Patios comunitarios en las escuelas públicas: una oportunidad de cambio para el futuro" [The Incredible Opportunity of Community Schoolyards] 13 nov 2021. ArchDaily en Español. (Trad. Rojas, Piedad) Accedido el . <https://www.archdaily.cl/cl/971697/patios-comunitarios-en-las-escuelas-publicas-una-oportunidad-de-cambio-para-el-futuro> ISSN 0719-8914

Has seguido tu primera cuenta!

¿Sabías?

¡Ahora recibirás actualizaciones de las cuentas a las que sigas! Sigue a tus autores, oficinas, usuarios favoritos y personaliza tu stream.