Adaptando la arquitectura sagrada para ser profana

Adaptando la arquitectura sagrada para ser profana

Es fácil mostrar espacios geniales de reutilización adaptativa, el contraste de la historia viva y el control sobre ella crea imágenes dinámicas. Sin embargo, hay un significado más profundo para la reutilización adaptativa. La arquitectura encarna la humanidad y en consecuencia los edificios cambian.

Después de la Segunda Guerra Mundial, el Rust Belt de la expansión de las fábricas en y cerca del centro de las ciudades estadounidenses terminó en una generación cuando una economía mundial terminó con la ventaja de la proximidad. Hoy somos testigos de las luchas a muerte del centro comercial suburbano mientras Internet reinventa por completo el gasto de los consumidores. Hoy en día es un cliché decir que los edificios comerciales de gran altura cambiarán para siempre debido a la era digital inducida por Covid.

Hay otro tipo de edificación en plena transformación cultural: las casas de culto. El Estudio Pew de 2015 "El cambiante panorama religioso de Estados Unidos" vio a una nueva generación alejarse de la religión organizada. El sitio web Patheos estima que hasta 10,000 iglesias cierran en Estados Unidos cada año. La encuesta de 2017 del PRRI mostró que el 30% de los estadounidenses son “espirituales pero no religiosos” y son predominantemente jóvenes, por lo que el rechazo a la religión organizada solo aumentará.

Adaptando la arquitectura sagrada para ser profana - Imagen 3 de 4
Medieval Mile Museum Kilkenny, Ireland McCullough Mulvin Architects. Image © Christian Richters

Los edificios religiosos son únicos. El acto de adorar juntos creó la necesidad de una arquitectura que participara en la alusión, en el ritual, en la narración, en un anhelo casi físico. Por lo tanto, estos edificios a menudo emplean una artesanía extraordinaria, notables detalles y un uso exquisito de materiales. Los lugares de culto no producen nada; existen para facilitar una conexión con una realidad más grande que el mundo del que forman parte, una tarea abrumadora. Si la necesidad de iglesias está disminuyendo, ¿cómo está cambiando la espiritualidad humana? ¿Estamos encontrando a Dios irrelevante, o la cultura simplemente está evolucionando lejos del abrazo arquitectónico de la espiritualidad?

Las realidades prácticas de este cambio son obvias. Las iglesias son más antiguas, por lo que sus sitios a menudo tienen valor. En una era de sensibilidades ecológicas, la energía incorporada de estos edificios abandonados adquiere una importancia más allá de lo económico. Pero además de la sustentabilidad profundamente deseada de ser rescatados, podemos aprender de cómo trataremos los lugares que alguna vez fueron construidos para adorar a Dios.

Adaptando la arquitectura sagrada para ser profana - Imagen 2 de 4
Tas's Church Sopuerta, Spain Garmendia Cordero Arquitectos. Image © Carlos Garmendia Fernández

Si bien las fábricas se reconvierten fácilmente en instalaciones de almacenamiento, unidades de vivienda u oficinas comerciales, la revisión de los edificios una vez creados para la gloria de lo divino es más complicada. Las casas de culto no son solo historia, intentan una esencia espiritual. Desconsagrar una estructura elimina todo lo sagrado de su uso, pero no elimina su historia.

El cambio debería hacernos evaluar nuestros valores. En Nueva Inglaterra, Estados Unidos, los bosques vírgenes fueron talados durante 300 años primero para hacer tierras de cultivo, dejando el 10% de la tierra cubierta de bosques. La agricultura se trasladó al Medio Oeste, cuando un sistema ferroviario hizo que la agricultura local en tierras pobres con temporadas de cultivo cortas fuera una mala idea. La gente dejó esos campos, al igual que ahora está dejando los lugares de culto. Todavía se practica algo de agricultura, pero el paisaje de Nueva Inglaterra lleno de morrenas glaciales no solo había sido purgado de bosques antiguos, sino que esos campos abandonados dejaron 238,000 millas lineales de muros de piedra recolectados. Esos muros ahora están enterrados en nuevos bosques en crecimiento y pueden ser la evidencia más grande de transición humana en el mundo.

Creo que la transición de la religión como base cultural en la vida estadounidense a vivir sin una presencia religiosa evidenciará una ola de adaptación resonante a nuestra cultura. La forma en que tratamos esta avalancha de cambios dice mucho sobre lo que valoramos y quiénes somos.

Si ignoramos las intenciones sagradas, ignoramos la historia. Si pretendemos que lo que hacen los humanos es sagrado, es un oxímoron. Los profanos, nosotros, solo intentamos tocar lo sagrado que está más allá de nosotros mismos. Pensar que la humanidad puede controlar lo sagrado es la razón por la que todas esas casas de culto están fallando.

Adaptando la arquitectura sagrada para ser profana - Imagen 4 de 4
Iglesia abandonada, Italia. Imagen © Roman Robroek

Este artículo es parte del Tema del mes en ArchDaily: Reconversiones. Cada mes exploramos un tema en profundidad a través de artículos, entrevistas, noticias y obras. Conoce más sobre nuestros temas. Y como siempre, en ArchDaily valoramos las contribuciones de nuestros lectores. Si quieres postular un artículo o una obra, contáctanos.

Galería de Imágenes

Ver todoMostrar menos
Sobre este autor/a
Cita: Dickinson, Duo. "Adaptando la arquitectura sagrada para ser profana" [Adapting The Sacred To Be Profane] 20 oct 2021. ArchDaily en Español. (Trad. Arellano, Mónica) Accedido el . <https://www.archdaily.cl/cl/970543/adaptando-la-arquitectura-sagrada-para-ser-profana> ISSN 0719-8914

Has seguido tu primera cuenta!

¿Sabías?

¡Ahora recibirás actualizaciones de las cuentas a las que sigas! Sigue a tus autores, oficinas, usuarios favoritos y personaliza tu stream.