Centro James R. Thompson: un edificio que enfrenta la amenaza de demolición en Chicago

Centro James R. Thompson: un edificio que enfrenta la amenaza de demolición en Chicago

Cada ciudad tiene su edificio extraño. París tiene el Centro Pompidou. Londres: Lloyd's of London. Nueva York: el Guggenheim. Naturalmente, Chicago, la capital arquitectónica del mundo, también tiene uno. Aquí está el Centro James R. Thompson, llamado así en honor al gobernador republicano de Illinois (1977-91) que fue lo suficientemente valiente para construirlo en 1985. Este proyecto es la sede de las oficinas del gobierno del estado de Illinois y sin duda, el edificio no se parece a nada que hayas visto antes.

Con una forma inusual y un revestimiento brillante de paneles de vidrio de varios colores, esta estructura ocupa toda la manzana y se ubica al otro lado de la calle de donde se encuentra el Ayuntamiento, en el área central del distrito Loop de Chicago. Caminar alrededor de él por tres de sus lados no revelará nada notable, pero al llegar a la intersección de las calles W Randolph y N Clark, la esquina sureste, quedará impactado al ver tres enormes niveles en ángulo y curvas cónicas. Este sorprendente movimiento liberó un costoso terreno urbano en donde se creó una plaza pública triangular. Aquí podremos encontrar árboles, bancos, la colosal escultura infantil Monument with Standing Beast (fibra de vidrio, 1984) de Jean Dubuffet, y múltiples opciones de atajos y raros miradores en el corazón de la densa metrópolis.

Centro James R. Thompson: un edificio que enfrenta la amenaza de demolición en Chicago - Imagen 2 de 17
El atrio interior de altura completa de Thompson Center diseñado por Helmut Jahn en 1985 en Chicago. Imagen © Rainer Viertlböck

El edificio de vidrio y acero puede parecer una nave espacial por su forma futurista que parece haber aterrizado fuera del espacio en las sombras de las construcciones que lo rodean. Pero según su creador, el arquitecto vivo más carismático de Chicago, Helmut Jahn, nacido en Alemania, es una estructura simbólica, una versión contemporánea del capitolio estatal tradicional, un edificio gubernamental abovedado. Rematado con una corona cilíndrica cortada, el Centro proyecta su silueta icónica en el horizonte de la ciudad y sirve como un tragaluz central sobre la inmensa rotonda de 17 pisos y 49 metros de diámetro que se encuentra debajo. Entrar en este espacio caleidoscópico similar a una catedral de alta tecnología es nada menos que impresionante. Se fortalece con las escaleras mecánicas en movimiento, los ascensores con mampara de vidrio, la luz del sol, las sombras en constante cambio y las personas que vienen aquí por todo tipo de razones: reunirse con burócratas, tomar transporte público, comer comida rápida en la cafetería del sótano y simplemente para hacer una pausa y disfrutar de la estimulante energía del lugar en sí.

Centro James R. Thompson: un edificio que enfrenta la amenaza de demolición en Chicago - Imagen 3 de 17
El edificio está rematado con una corona cilíndrica cortada y sirve como un tragaluz central sobre la rotonda de 17 pisos y 160 pies de diámetro que se encuentra debajo. Imagen © Rainer Viertlböck

Todo el edificio está ahuecado para celebrar la centralidad y transparencia del gobierno. El simbolismo se extiende a la elección de materiales: paneles de vidrio rojo, blanco y azul dispuestos en bandas que al ser tonos claros, se parecen más al salmón, plata y celeste. No todo el mundo está de acuerdo con esta paleta de colores, pero le dan al edificio un carácter peculiar que a la vez evoca los años 80 y contempla el futuro.

Centro James R. Thompson: un edificio que enfrenta la amenaza de demolición en Chicago - Imagen 4 de 17
El edificio está ahuecado para celebrar la centralidad y la transparencia del gobierno. Imagen © Rainer Viertlböck

En general, la apariencia del Centro es muy impresionante y perfectamente cívica, pero cuando abrió por primera vez, la atención principal de la prensa se centró en su desempeño, no en el lado más fuerte de muchos ejemplos de alta arquitectura. Lo más controvertido es que las grandes extensiones de acristalamiento provocaron sobrecalentamiento en verano y corrientes de aire frías en invierno. Hay fotografías de los trabajadores en sus oficinas que tuvieron que instalar sombrillas para refugiarse en los calurosos días de verano, mientras que en invierno se formaba hielo en los paneles de las paredes interiores. Para corregir estos problemas, se tuvo que instalar torres de enfriamiento. Esto, por supuesto, podría evitarse si se instalaran paneles de vidrio curvos y aislados (de doble cristal). Pero se descubrió que eran prohibitivamente caros. En su lugar, se sugirió vidrio plano y aislado, la solución que el arquitecto descartó por simplificar demasiado la obra. Eso llevó al uso de paneles de vidrio curvo de una sola hoja (sin aislamiento). Y así, el sistema de aire acondicionado que todavía se utiliza sigue siendo muy costoso de operar.

Centro James R. Thompson: un edificio que enfrenta la amenaza de demolición en Chicago - Imagen 5 de 17
Vistas en 3D dibujadas del edificio por Helmut Jahn, que han sido elogiadas por Stanley Tigerman en el documental de Nathan Eddy. Imagen cortesía de Helmut Jahn

Aparte del gran gasto para mantener una temperatura interna adecuada, el Centro muestra abundantes signos de desgaste causado por años de negligencia en el mantenimiento. Además, la accesibilidad y el tiempo de operación limitados (el Centro está abierto solo durante el horario de oficina y cierra los fines de semana) nunca alentó al público a aceptar el edificio como un verdadero espacio cívico.

Centro James R. Thompson: un edificio que enfrenta la amenaza de demolición en Chicago - Imagen 9 de 17
Plantas y perspectivas del proyecto elaborado por Helmut Jahn en los años 80. Imagen cortesía de Helmut Jahn

Quizás la ambición original del Centro no coincidía con su propósito desde el principio. O la visión del gobierno no era lo suficientemente idealista: imagine un programa mucho más ingenioso que incluya la oficina de una importante empresa, tiendas minoristas, restaurantes y, por qué no, condominios y hoteles para ayudar a pagar el funcionamiento del edificio. Eso es exactamente lo que sugirió el arquitecto original en su propuesta especulativa de 2015: darle al edificio una nueva vida a través de la reutilización adaptativa e imaginar una nueva torre de 110 pisos para anclar la esquina suroeste.

Centro James R. Thompson: un edificio que enfrenta la amenaza de demolición en Chicago - Imagen 10 de 17
Propuesta de nuevas perspectivas para la reutilización del Centro Thompson. Imagen cortesía de Helmut Jahn

Esta puede ser la perspectiva correcta y definitiva para salvar el Centro James R. Thompson porque en 2019, el gobernador demócrata de Illinois, Jay Robert Pritzker, firmó un proyecto de ley para comenzar su venta. Esta iniciativa puede conducir a la demolición del edificio, lo que sería irónico, ya que el tío del gobernador Jay Pritzker (1922-1999) es venerado por arquitectos de todo el mundo por su papel en el establecimiento del estimado Premio Pritzker de Arquitectura en 1979. El propósito clave del premio es "alentar y estimular no solo una mayor conciencia pública de los edificios, sino también inspirar una mayor creatividad dentro de la profesión arquitectónica".

Centro James R. Thompson: un edificio que enfrenta la amenaza de demolición en Chicago - Imagen 11 de 17
Plano propuesto, que abre el atrio central al público con espacios comerciales y restaurantes. Imagen cortesía de Helmut Jahn

Ahora los arquitectos, historiadores, conservacionistas y activistas de Chicago luchan con las razones más creíbles para salvar esta deslumbrante estructura, aunque uno pensaría que sería suficiente simplemente echar un vistazo al interior para darse cuenta de que estamos en presencia de una verdadera maravilla arquitectónica. Pero aparentemente, ver no siempre se traduce en creer, todo lo contrario. Pocos reconocen las virtudes del edificio; es una batalla cuesta arriba.

El campo del adversario es mucho más grande, aquellos que tienden a notar solo lo que está frente a ellos: ruido, suciedad, puerta rota aquí, ascensor que funciona mal allí, olor del patio de comidas, demasiado calor, demasiado frío, demasiado resplandor, demasiado espacio desperdiciado; sus listas no mencionan nada sobre maravilla, asombro, aura y magia. Afortunadamente, en los últimos años, el edificio se incluyó entre los lugares históricos más amenazados de Illinois. Sin embargo, la estructura no es lo suficientemente antigua como para recibir el estatus de hito como para salvarla de una destrucción injustificada. Y así, como el destino de Thompson Center sigue sin estar claro, todo lo que puedo pensar en agregar aquí es una súplica al edificio en sí: nave espacial de Chicago, por favor, no te vayas.

Mira 'Starship Chicago' dirigida por Nathan Eddy.

Este artículo se publicó originalmente en STIRworld.com como "Review of Thompson Center in Chicago: the building facing demolition threat."

Galería de Imágenes

Ver todoMostrar menos
Sobre este autor/a
Cita: Belogolovsky, Vladimir. "Centro James R. Thompson: un edificio que enfrenta la amenaza de demolición en Chicago" [The Thompson Center: A Building Facing Demolition Threat in Chicago] 17 ene 2021. ArchDaily en Español. (Trad. Caballero, Pilar) Accedido el . <https://www.archdaily.cl/cl/955063/centro-james-r-thompson-un-edificio-que-enfrenta-la-amenaza-de-demolicion-en-chicago> ISSN 0719-8914

Has seguido tu primera cuenta!

¿Sabías?

¡Ahora recibirás actualizaciones de las cuentas a las que sigas! Sigue a tus autores, oficinas, usuarios favoritos y personaliza tu stream.