"Una ciudad se forma por edificios como una pantalla de píxeles: si hay uno muerto se arruina todo", nuestros lectores opinan sobre estética

"Una ciudad se forma por edificios como una pantalla de píxeles: si hay uno muerto se arruina todo", nuestros lectores opinan sobre estética

Tanto arquitectos y diseñadores, como psicólogos y sociólogos, reconocen que la estética y su filosofía subyacente tiene el poder de cambiar la forma en que percibimos el mundo que nos rodea. Por lo tanto, una comprensión más profunda de lo que es bello tiene el consecuente gran poder de cambiar las respuestas de las personas a su entorno. Explorar los diferentes significados de la estética en la arquitectura, desde 'la forma sigue a la función' hasta la nueva estética del metaverso, puede ayudarnos a comprender las potencialidades de nuestros entornos físicos y virtuales en el camino hacia un mundo mejor.

Mucho se ha escrito sobre el asunto, desde 'Lo bello y lo justo en la arquitectura' de Alberto Pérez-Gómez hasta ‘El fracaso de lo bello’ de Pablo Caldera. Pero quisimos abrir el debate a nuestros lectores para que nos den a conocer sus lecciones sobre que hace que un edificio o una ciudad tengan belleza.

Luego de leer y recopilar alrededor de 300 comentarios recibidos, tanto de profesionales de la construcción, como de estudiantes e interesados en la arquitectura, fue una tremenda sorpresa encontrar coincidencias en torno a la importancia de la belleza colectiva haciendo referencia tanto al contexto urbano como natural.

A continuación, revisa algunos de estos comentarios destacados de nuestros lectores.

Una ciudad está conformada por edificios tal y como una pantalla está conformada de píxeles. Si hay un píxel muerto en ella, arruina toda la pantalla o al menos, la vuelve molesta de mirar: lo mismo ocurre con la ciudad. Los edificios se vuelven parte del entorno y si estos deciden imponerse entonces pueden ocurrir dos cosas: el entorno cede y declara ganador al edificio, o el entorno avasalla al edificio y lo revela por lo que es: un invasor fuera de lugar. Ahí radica la belleza de los edificios, en su capacidad de interactuar con lo que lo rodea, ya sea con fuerza, imponiéndose por sobre su entorno y valiente, pero inteligentemente elevándose por sobre los demás. O con delicadeza, amoldándose y respetando lo preexistente y elevándolo consigo. - Rodrigo, un interesado en la arquitectura desde Chile.

Lo que hace bello a un edificio no es solo la imagen que vemos en una fotografía, sino su relación con la preexistencia, con su entorno, y también su proceso en sí, desde la obra al abandono (o demolición) del mismo. ¿Por qué caer en algo exterior al mismo edificio? Porque un volumen material en un desierto no es bello por si mismo, esto podría ser una escultura. Lo que le atribuye la belleza es la manera en cómo se asocia y se involucra con las personas, su reacción, sus lógicas, su propio ecosistema, la red y los vínculos que genera, los problemas que resuelve, en fin, la armonía con la que un objeto se posó de manera astuta y consciente en un medio. - Martín Dallasta, arquitecto argentino.

Dentro de lo que entendemos por bello las circunstancias que nos llevan a ello tiene que ver con las percepciones que cada uno tiene de aquello, pero también con las prácticas, las costumbres, en definitiva, con la cultura que subyace en cada asentamiento humano. Para cada realidad la belleza transita o péndula desde la cultura que lo sustenta. En algunos casos es el entorno, la vastedad, el paisaje, el territorio el que condiciona a la arquitectura en su armonía o encaje apropiado con el todo y lo hace innegablemente bello. En otros contextos en donde la densidad y los estímulos arrebatan la contemplación, la belleza está dada en la singularidad que emana la obra entre tanta confusión. Así dos realidades definen la belleza; en dónde se habita y en cómo se habita. Pero escondido, tras bambalinas está "lo cultural" que lo soporta, configura y le da sentido. A partir de lo anterior la belleza de la arquitectura estaría dada por la conjunción íntima y equilibrada entre, cultura, forma y entorno. La cultura que ahí existe, su manifestación formal, constructiva y simbólica con la vocación del entorno, tanto en lo tangible e intangible hace que su expresión, tanto vivencial como compositiva se imbriquen equilibradamente. Ahora, la belleza de un edificio en particular pasa por incorporar las variables que lo ponen en equilibrio ante la apreciación de un amplio repertorio de usuarios. He ahí que podríamos hablar de una belleza compartida. - Álvaro, arquitecto chileno.

Que sea honesto. Un claro resultado de las condiciones del lugar y de las circunstancias. Un edificio expresa las soluciones que el arquitecto aportó a situaciones específicas: contexto físico, capacidad financiera del cliente, disponibilidad de material y mano de obra, posibilidad de aplicar o adaptar tecnologías diversas. Desde este punto de vista, el proyecto debe ser visto como un problema, y al edificio como el resultado de la mejor respuesta posible. La más honesta, la más clara y la mejor. - Manuel Varela Michel, arquitecto mexicano.

Lo que hace un edificio bello es el carácter de identidad que puede aportar al contexto, es decir no parecer un elemento extraño. También su utilidad y es la apreciación del público a quien va dirigido en pocas palabras que se perciba disfrutable y útil. Aunque son variables subjetivas corresponden a un reflejo de la educación del individuo colectivo a quien va dirigido. - Carmen Atoche, arquitecta peruana.

Armonía: hasta en el desorden podemos encontrar armonía. Un paisaje urbano con fachadas de lámina pero teniendo armonía en altura, textura u otro elemento que integre un todo, es lograr armonía. Si logras armonía en color, proporción, texturas, entre otros, lo tienes todo. El concepto de la obra hablara por si solo. La naturaleza lo dice, el manglar tiene armonía en sus raíces que tocan el agua, tiene armonía en sus laberintos. El desierto carente de elementos tiene armonía en su textura, color y ondulaciones de sus dunas. Ahí está la respuesta de la belleza. Para mi, lo que logre armonía es bello. - Ulises Clemente, arquitecto mexicano.

La belleza de un edificio va más allá de su forma, su volumen, de la composición de sus líneas. Es fundamental la adecuación de ese edificio al entorno para logar belleza. Las formas que armonicen o contrasten, desde una vinculación pensada con lo que las circundan, van a provocar sensación de belleza o no. Un diálogo poético o vacío. Cuando la forma no traiciona la esencia del edificio se genera belleza. Cuando algo simplemente funciona, sin pretensiones, también es bello. Pero si un edificio no sirve a las necesidades de los seres humanos que lo habitan, si la concreción material no es de calidad, no hay forma de encontrar belleza porque se evapora. Tal vez lo bello de los edificios se encuentra en lo invisible de los mismos, como sucede con las personas. La verdadera belleza es la del alma. La decisión precisa en los materiales, su correcto uso, la elección del tipo de estructura, su diálogo con las instalaciones, van tejiendo una urdimbre que lleva en sí la potencialidad de poder ser bella, en tanto cada hebra sea la correcta.  - Sandra Barbale, arquitecta argentina.

Creo que lo que hace bello a un edificio es su relación con el lugar en el que se emplaza y lo que genera en su funcionalidad, vale decir que resalta la potencialidad de lo existente y se vuelve atractivo para las personas en su uso, no solo por su función finamente resuelta. Su diseño genera experiencias agradables ( vistas, lugares de espera y/o encuentro, texturas y detalles que permiten recorrido visual, luz natural en diversos matices, sonidos, aromas, etc.) que provocan en quien experimenta su relación y/o contemplación el recuerdo de un edificio bello. - Noemi Lamas, arquitecta chilena.

Sobre este autor/a
Cita: Fabian Dejtiar. ""Una ciudad se forma por edificios como una pantalla de píxeles: si hay uno muerto se arruina todo", nuestros lectores opinan sobre estética" 08 jun 2022. ArchDaily en Español. Accedido el . <https://www.archdaily.cl/cl/982913/una-ciudad-esta-conformada-por-edificios-como-una-pantalla-de-pixeles-si-hay-uno-muerto-se-arruina-todo-nuestros-lectores-opinan-sobre-estetica-en-arquitectura> ISSN 0719-8914

Has seguido tu primera cuenta!

¿Sabías?

¡Ahora recibirás actualizaciones de las cuentas a las que sigas! Sigue a tus autores, oficinas, usuarios favoritos y personaliza tu stream.